Monografías DLG
Traducciones DLG
Documentos DLG
Ediciones Sátrapa
Lo más visto en DLG
  • El Crucero Prinz Eugen en Google Earth
  • Estado actual de las fuerzas blindadas rusas
  • KURSK. LA COLUMNA FANTASMA DEL MAYOR BÄKE
  • Grandes incursiones aéreas de la aviación israelí
  • La Marina de Guerra del Perú anfitriona de la Conferencia de Líderes de Infantería de Marina de las Américas
Epigrafía Romana

«Vine, vi y venció Dios»: 464 aniversario de la Batalla de Mühlberg

Moderna - Tercios

Un 24 de abril de hace 464 años, el emperador Carlos destrozaba a los ejércitos protestantes en Mühlberg. Tomado del Almanaque de la Historia de España de Pedro García Luaces.

Cercano al medio siglo y lograda la paz con Francia, Carlos V pudo centrarse en el conflicto protestante en Alemania. El Rey llegaba maduro y achacoso, con ataques de gota que mermaban sus facultades, pero pleno de voluntad y firmeza. Si los luteranos no se atenían a negociar habría guerra...

Y la hubo. La campaña del emperador en Alemania tuvo dos fases, la primera, en la línea del Danubio, se desarrolló durante la primavera y el otoño de 1546. La segunda, la del Elba, durante la primavera de 1547. En ella tendría lugar la decisiva batalla de Mühlberg.

Carlos V había resistido duras jornadas ante el fuego de la artillería alemana y se sentía envejecido y desfallecido. Para colmo, su alianza con el papa Paulo III había quebrado en el momento más crítico y el Pontífice conspiraba en los territorios italianos del emperador. Su ejército estaba mermado respecto al que había conseguido reunir en la campaña del Danubio, por eso Carlos quiso evitar una guerra de desgaste y jugársela a un enfrentamiento decisivo. Durante nueve días persiguió al ejército del duque Juan Federico de Sajonia para encontrarlo por fin a escasos 20 kilómetros a orillas del Elba, en la localidad llamada Mühlberg. La niebla ayudó al cauteloso movimiento de sus tropas, pero el caudaloso río impedía un ataque por sorpresa. El emperador, presa de fervor guerrero, se personó en una aldea cercana para informarse sobre un vado por el que pasar con seguridad. Lo halló y, al levantarse la niebla, el ejército sajón se encontró con todas las huestes imperiales formadas enfrente, y tal fue su asombro que en vez de achicar el paso se dispersó en una fuga general.

Los arcabuceros españoles se despacharon a gusto mientras la caballería vadeaba el Elba y emprendía la carga sobre los protestantes. A las siete de la tarde no había más que muertos y prisioneros y Carlos V, con la grandeza del César y su particular espíritu religioso, pronunció la famosa frase: «Vine, vi y venció Dios». El duque de Sajonia caía prisionero y el emperador alcanzaba la victoria militar contra la Liga Protestante, pero sus intentos de reconciliación religiosa caerían en saco roto. Europa avanzaba hacia a un radicalismo difícil de detener.

 

Comentarios  

 
0 #6 Verdoy-DLG 27-09-2011 19:22
Cito a Davout:
Tengo ganas de ver el libro que recientemente ha editado Almena sobre la batalla.


Hola Davout, no he tenido el placer de tener el libro entre las manos todavía, pero la figura que aparece en portada no está en consonancia con el soldado de la época de la batalla, es más bien de casi un siglo después.

Espero que esta carencia se ciña solo a la portada.

saludos
Citar
 
 
0 #5 Ignacio Pasamar 26-09-2011 07:30
En "Vientos de Victoria" de Martínez Laínez, de editorial Espasa (que acaba de salir) hay un capítulo dedicado a esa batalla.
Saludos.
Citar
 
 
0 #4 Davout 25-09-2011 11:19
Tengo ganas de ver el libro que recientemente ha editado Almena sobre la batalla.
Citar
 
 
0 #3 Medina-DLG 25-04-2011 11:56
Si, la verdad es que el retrato de la emperatriz impresiona y creo que el emperador murió con una pequeña copia del retrato en sus manos.
Citar
 
 
0 #2 Verdoy-DLG 25-04-2011 11:39
Dicen que Carlos, nada más ver a Isabel pidió un cura para casarse. Tal era su belleza.
Citar
 
 
0 #1 Medina-DLG 25-04-2011 10:15
De todo esto, al final, lo único que mereció la pena fue el retrato que del emperador triunfante hizo Tiziano, uno de mis cuadros favoritos de este pintor junto con el retrato de la emperatriz Isabel de Portugal.
Citar
 

Escribir un comentario


Enviar
Feeds RSS
Novedades DLG
Revista DLG
Artículos DLG
Ediciones Platea
Sección de Modelismo
Últimos comentarios
  • «Vine, vi y venció Dios»: 464 aniversario de la Batalla de Mühlberg
    Hola Davout, no he ... Más
    Por Verdoy-DLG
  • «Vine, vi y venció Dios»: 464 aniversario de la Batalla de Mühlberg
    En "Vientos de Victo... Más
    Por Ignacio Pasamar
  • «Vine, vi y venció Dios»: 464 aniversario de la Batalla de Mühlberg
    Tengo ganas de ver e... Más
    Por Davout
  • Raizo Tanaka (1892-1969): El mago del Tokyo Express.2 de 2.
    El cese de Tanaka al... Más
    Por Almirante Yamamoto
  • Almeida y La Concepción: Dos fortalezas frente a frente
    El reducto del fuert... Más
    Por admiralbornava
Nuevo en DLG
  • Trailer; COLAS ROJAS.
  • Stalingrado no era el objetivo (III): La Directiva Nº 41
  • HIJMS Amagiri.
  • Koënig Tiger; video.
  • Raizo Tanaka (1892-1969): El mago del "Tokyo Express".2 de 2.
Novedades foro
  • 20/09/2011 03:29
    Pelicula-Documental Batalla de Sta. Cruz
    (Almirante Yamamoto)
  • 19/09/2011 02:14
    Pelicula-Documental Batalla de Sta. Cruz
    (Almirante Yamamoto)
  • 16/09/2011 15:24
    Kyushu J7W1 "Shinden"
    (Almirante Yamamoto)