Menú principal
Monografías DLG
Traducciones DLG
Documentos DLG
Ediciones Sátrapa
Lo más visto en DLG
  • El Crucero Prinz Eugen en Google Earth
  • Estado actual de las fuerzas blindadas rusas
  • KURSK. LA COLUMNA FANTASMA DEL MAYOR BÄKE
  • Grandes incursiones aéreas de la aviación israelí
  • "Railguns" para la Marina estadounidense
Epigrafía Romana

Algunos casos del trato soviético a sus propios soldados y a sus heridos

Contemporánea - Segunda Guerra Mundial

Leyendo el libro de memorias del capitán de la 9ª Compañía del III/262 de la División Azul, Serafín Pardo Martínez, me encuentro con un par de narraciones que arrojan bastante claridad al desprecio total que tenía el Ejército Soviético por sus heridos, o incluso por sus propios soldados.

Cuenta el capitán Pardo que su compañía, por entonces al mando del Capitán Jaime Milans del Bosch, había sido destinada junto con el batallón y otras unidades más de la DEV, a formar parte de la Agrupación Hoppe (Kampfgruppe Hoppe), que era la fuerza destinada a cerrar desde el sur la bolsa

en la que había quedado copado el 2ª Ejército de Choque soviético del general Vlasov, tras su intento de ruptura de la línea alemana justo al norte de la división española, en el tramo de frente de la 126 DI alemana.

Las intenciones de Vlasov eran romper el frente 30 km al norte de Novgorod y envolver a todas las tropas alemanas empeñadas en el sitio de Leningrado. Tras la ruptura inicial a finales de enero de 1942, el 2ª Ejército (7 divisiones, varias brigadas y varios batallones con más de 200.000 hombres) penetró unos 80 km y fue frenado y copado en una extensa zona boscosa con el río Voljov a sus espaldas. La bolsa resistiría hasta principios del mes de julio, en que fue completamente aniquilada.

Cuenta el capitán (enconces teniente) Pardo que en una de las patrullas llegamos hasta lo que en sus tiempos fue la boca de la bolsa; por allí habían intentado inútilmente romper el cerco y el final del interminable camino que lleva al Volchow ofrece un aspecto dantesco: cadáveres de hombres y caballos, material destrozado, volcado, estrellado contra los árboles para destruirlo, al no poder retirarse.

Al llegar nosotros, aún vemos en un claro del bosque un par de ambulancias, con alguien que se mueve a su alrededor; al aproximarnos no lo dudan; sus conductores vuelcan las ambulancias y les prenden fuego ¡con sus propios compañeros dentro! Cuando llegamos las dos ambulancias son dos hogueras inenxtinguibles y entonces vemos que los heridos están dentro ardiendo. Rematar a sus propios heridos es normal en el ejército rojo, per hacerlo quemándoles vivos, no lo había visto, ni lo había oído decir. Llegamos a sacarles, pero están ya moribundos y no podemos hacer nada por ellos. Los conductores de las ambulancias se han internado en el bosque.

Unos párrafos antes de esta narración, comenta Pardo: A lo largo del río encontramos grupos de heridos rusos desperdigados; no podemos evacuarlos, los concentramos en un claro del bosque, con unos médicos y unas chicas, y les dejamos la mitad de nuestro botiquín; no podemos hacer más por ellos y allí supongo que morirían en gran proporción. También el Capitán Palacios en "Embajador en el Infierno" cuenta en el primer capítulo como las tropas rusas que habían llegado a su posición tras rendirse durante la jornada de Krasny Bor, ejecutaron a todo herido que no pudiera andar, ya fuese ruso o español.

Respecto al trato dado al soldado que se lanza al ataque, cuenta el capitán Pardo que ya en el frente de Krasny Bor el día 12 de octubre de 1942 hubo un fuerte ataque soviético, principalmente contra la línea de la 10ª compañía del capitán Portolés:

Han levantado el campo de minas de Portolés casi completamente; las minas están en montones perfectamente colocadas y bien visibles; en una noche, los zapadores rusos han levantado casi tres mil minas; cuando voy a intentar la entreda en el "El Trincherón" con mis pelotones, veo que viene la sección de asalto del batallón sobre él, así es que desisto de meterme yo también, para no complicar la situación.


Los rusos retroceden y entonces veo por primera vez una escena que ya conocía por nuestra guerra y por ésta, pero que nunca había podido contemplar como ahora; al acercarse a sus propias posiciones, se ponen en pie en el parapeto unos individuos con subfusiles y los ametrallan; no tienen más remedio que volver a atacar; nosotros aprovechamos para batirles de flanco y les hacemos muchas bajas.


 

Comentarios  

 
0 #4 Francisco Medina 07-07-2011 16:40
Creo que te confundes en los casos que expones. En las grandes batallas de cerco del verano de 1941, sucedía al contrario, las tropas soviéticas intentaban huir aprovechando que las bolsas no estaban completamente cerradas o lo estaban muy débilmente debido a la escasez de infantería. En Sebastopol, tras el fracaso de las operaciones anfibias soviéticas en la costa de Crimea durante el invierno de 1941-42, la guarnición quedó rodeada. En el caso de Stalingrado, los defensores soviéticos nunca estuvieron completamente rodeados sino que fueron retrocediendo hacia la orilla del Volga rcibiendo refuerzos a través de dicho río, pues la otra orilla siempre estuvo en manos soviéticas.
Citar
 
 
0 #3 Almirante Yamamoto 06-07-2011 09:59
Eso si es raro, puesto que la tecnica sovietica era la de "meter" mas gente mejor dentro de una bolsa, para obligar al enemigo a destinar mas recursos para rendirla y asi ralentizar su avance en otros frentes (Kiev por ejemplo o Sebastopol o el mas sangrante: Stalingrado)
Citar
 
 
0 #2 Hugo A Cañete 04-07-2011 21:32
Muy revelador el comentario Francisco. Es de destacar que los ejércitos 54 y 52 estuvieron todo el tiempo en línea con la boca de la bolsa, en la orilla este del Voljov y no movieron un dedo en los 4 meses que duró la agonía del 2º Ejército de Vlasov.
Citar
 
 
+1 #1 Francisco Medina 04-07-2011 20:46
Así es como describe Soljenitsin la odisea del Segundo Ejército de Choque:

La operación había sido planeada, como combinada, desde varios sitios, desde Leningrado también, y en ella participarían, además en los plazos acordados, los Ejércitos 54, 4 y 52. Pero aquellos Ejércitos no avanzaron a tiempo por falta de repreparación o se detuvieron rápidamente (nuestro Ejército aún no sabía planear operaciones tan complejas, y lo principal, pertrecharlas). Pero el Ejército de choque avanzó con éxito, y en febrero de 1942 se había adentrado 75 km en las líneas alemanas! Y, desde este momento, ni siquiera para él el Cuartel General aventurero de Stalin halló refuerzos humanos ni municiones. (¡Y con tales reservas iniciaron la ofensiva!) Así quedó, para ir muriendo, Leningrado bloqueado, sin haberse enterado de lo de Novgorod. En marzo aún se mantenían los caminos de invierno, pero en abril de desheló toda aquella zona pantanosa y no quedaron vías de suministro, y no se recibió ayuda desde el aire. El Ejército quedó SIN VÍVERES y en esa circunstancia a Vlasov ¡LE NEGARON EL PERMISO PARA RETIRARSE! Tras dos meses de hambre y de agonía del Ejército (los soldados me contaban después, en las celdas de la Butyrki, que raspaban los cascos de los caballos muertos, en descomposición, cocían aquella viruta y se la comían), comenzó el 14 de mayo la ofensiva concéntrica alemana sobre el Ejército rodeado (¡en el aire, por supuesto, sólo había aviones alemanes!) y sólo entonces (como burla) recibieron el permiso de retroceder a la otra orilla del Voljov... ¡Además hicieron intentos infructuosos de romper el cerco! Hasta comienzos de julio.
Así (como si se repitiera la suerte del Segundo Ejército ruso de Samsonov [en agosto de 1914 en Prusia Oriental], frívolamente atrapado en una bolsa, pereció el Segundo Ejército de Choque de Vlasov.

Las pruebas de la brutalidad del mando soviético contra sus propias fuerzas son innumerables. Empezando por los temibles destacamentos de bloqueo del NKVD a principios de la guerra, cuya misión era evitar que las tropas se retiraran, y terminando con el final de los prisioneros soviéticos liberados por el Ejército Rojo en su avance hacia Alemania. Después de servir como carne de cañón en los meses finales de la guerra, a los prisioneros supervivientes se les endorsó 10 años en el GULAG por ASA (Agitación antisoviética).
Citar
 

Escribir un comentario


Enviar
Feeds RSS
Novedades DLG
Revista DLG
Artículos DLG
Ediciones Platea
Sección de Modelismo
Últimos comentarios
  • Lanzado el Número 9 de la Revista de la Guerra
    Gracias a tí Maeso p... Más
    Por Verdoy-DLG
  • Lanzado el Número 9 de la Revista de la Guerra
    Magnifico e interesa... Más
    Por APV
  • Lanzado el Número 9 de la Revista de la Guerra
    Gracias y enhorabuen... Más
    Por Maeso
  • Los otros héroes de Telemark.
    Un aspecto sumamente... Más
    Por Ignacio Pasamar
  • Los otros héroes de Telemark.
    Muy interesante. En ... Más
    Por Guerriller
Nuevo en DLG
  • Lanzado el Número 9 de la Revista de la Guerra
  • Fotos Pearl Harbour.
  • Los otros héroes de Telemark.
  • El CIRCO VOLANTE DEL HUMOR EN PLENA OFENSIVA A MOSCÚ
  • Nuevo diseño de portaaviones chino.
Novedades foro
  • 07/08/2011 15:50
    Hallada calavera en Peal Harbor probablemente de piloto japo
    (Verdoy)
  • 06/08/2011 14:15
    Hallada calavera en Peal Harbor probablemente de piloto japo
    (Licurgo)
  • 06/08/2011 12:53
    Hallada calavera en Peal Harbor probablemente de piloto japo
    (Guerriller)